Domingo Faustino Sarmiento

AUTOR: AUGUSTO RODIN

(1840-1917) El escultor francés nació en una familia de condición humilde; su formación como artista no le resultaría fácil y en sus comienzos tampoco su producción iba ser recibida con aplausos.

Al regresar de un viaje a Italia donde tiene ocasión de admirar a Donatello y Miguel Angel presenta su primer trabajo original “El Vencido”. La obra provocó un gran escándalo por su acentuado realismo. Esta no sería la primera controversia que, por su expresividad desataría la innovadora genialidad de Rodin. Pero el mundo del arte no sería nunca más indifente a sus creaciones y hoy es considerado uno de los padres de la escultura moderna.

Entre sus obras más destacadas figuran: Los Burgueses de Calais, Balzac, El Pensador, La Catedral y El Beso.

DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO (1811-1888) político, militar, escritor, periodista y educador argentino, nacido en la provincia de San Juan. Fue un acérrimo enemigo del gobernador Juan Manuel de Rosas y por eso estuvo exiliado en Chile. Entre sus obras literarias se destacan Recuerdos de Provincia y Facundo o Civilización y Barbarie. Ocupó los cargos de senador, ministro de gobierno de la provincia de Buenos Aires y llegó a presidente de la Nación (1868- 1874). Uno de sus mayores intereses a lo largo de su vida pública fue el desarrollo de la educación; en la Argentina es “el maestro” por antonomasia.

MISCELÁNEAS/CURIOSIDADES/EXTRAS

Muy poco después de la muerte de Sarmiento, se formaron Comisiones provinciales para recaudar fondos con el propósito de levantarle un monumento. Una Sub-Comisión Artística sugirió que el monumento fuera emplazado en el Parque Tres de Febrero, creado por don Domingo sobre los antiguos terrenos de su archienemigo, Juan Manuel de Rosas. El 30 de noviembre de 1895 se firmó el contrato con Rodin, donde quedaba expersamente asentado la no aceptación de exigencias artísticas que provinieran de la Comisión. Fue previsor…

Al ver la estatua alguien exclamó que parecía la cabeza de un gorila y en un escrito lleno de ironía de la revista Caras y Caretas se decía “hemos llegado a la conclusión de que, en efecto, el Sarmiento de Rodin es de él exclusivamente, porque no es el nuestro y prueba de ello que no ha podido reconocerle ni la propia familia.”

Sin embargo, Eduardo Schiaffino, Director del recientemente creado Museo Nacional de Bellas Artes, opinaba “Nadie de los que conocieron a Sarmiento o examinaron alguna de sus fotografías vacilará en reconocer a primera vista a nuestro gran hombre.”

Nuestro consejo: vayan a verla y saquen sus propias conclusiones…

Ubicación: Libertador y Sarmiento - Plaza Sicilia, Parque 3 de Febrero