Estilo Neoclásico

En el siglo XVIII, llamado Siglo de las Luces el movimiento cultural imperante fue la Ilustración. Esta proponía el predomino de la razón como pensamiento generador de nuevas ideas, necesarias para cambiar el presente. La expresión estética de este movimiento intelectual se denomina Neoclasicismo

Los arquitectos neoclásicos se inspiraron en la antigüedad grecorromana. Adoptaron la claridad y reducción del aspecto exterior y de plantas, el predominio de los ángulos y de las líneas rectas, elementos dispuestos encima y junto a otros, la tranquilidad, rigurosidad y grandiosidad adecuados a las funciones que debían cumplir los edificios y una sobria ornamentación.

Los edificios son simétricos y con respecto a las columnas se prefieren los órdenes dórico y jónico al suntuoso corintio e incluso al capitel compuesto.

Todos los arquitectos parten de unos supuestos comunes como la racionalidad en las construcciones y la vuelta al pasado.

Los exponentes más destacados de este estilo arquitectónico son: Catedral Primada de Buenos Aires (Av. Rivadavia s/n); Escuela Presidente Julio A. Roca (Libertad 581); Academia Nacional de Medicina (Av. Las Heras 3092), Sala de la Junta de Representantes de la Legislatura de la Pcia. de Bs. As (Manzana de las Luces-Perú 272); Cementerio de la Recoleta (Fachada Junín 1760); Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (Av. Paseo Colón 850); Facultad de derecho de la Universidad de Buenos. Aires (Av. Figueroa Alcorta 2263); Casa Central del Banco de la Nación Argentina (Av. Rivadavia Nº 317/25/33)